En un encuentro virtual con la comunidad, Tenaris compartió sus proyectos y los desafíos por delante

Liderado por Javier Martínez Álvarez, presidente para Cono Sur, el evento contó
con la participación especial del periodista Luis Novaresio para analizar la
actualidad argentina. El evento se realizó a través de YouTube debido a las
restricciones de la pandemia.

Sin Foto

Tenaris compartió con la comunidad el contexto que atraviesa la industria de la energía y que impacta de manera directa en la operación de la planta Campana, junto a los desafíos de cara a una eventual recuperación de la economía argentina y mundial afectadas por la pandemia de coronavirus.

Javier Martínez Álvarez, presidente de Tenaris para Cono Sur, lideró un nuevo
encuentro con la comunidad que, en esta oportunidad, fue transmitido a través de la
plataforma YouTube debido a las restricciones impuestas por el COVID-19.


“Los equipos de perforación en Estados Unidos y Argentina, los dos principales
mercados para TenarisSiderca, han tenido una caída del 70 y 80 por ciento
respectivamente. Es una cifra fenomenal y que ha afectado de gran manera nuestra
actividad”, explicó Martínez Álvarez, quien advirtió además que aún cuando se
recuperen los índices de movilidad aérea y terrestre, para que Tenaris vea un efecto
positivo en sus ventas restará que se consuma el petróleo almacenado, se activen los
pozos completados que nunca se pusieron a producir y se utilicen los tubos en stocks.
“La movilidad y los excedentes en el mercado han afectado los niveles de actividad de
TenarisSiderca de forma inédita. Nuestra planta, que en un buen mes produce entre 60 y 70 mil toneladas de tubos, desde el 17 de marzo se encuentra operando por debajo
del 20 por ciento de su capacidad. Es una situación jamás vista en su historia y nos ha
obligado a acomodarnos a la situación”, comentó el presidente de Tenaris para Cono
Sur.

Sin Foto

Desde que arrancó la cuarentena, la planta estuvo prácticamente parada el primer mes y luego requirió de un adecuamiento que incluyó un estricto protocolo sanitario para garantizar la continuidad de las operaciones de manera segura y el diseño de un
cronograma de “black outs” que detuvieron por varias semanas las actividades de la
planta, retomándose por intervalos con cierta continuidad. Martínez Álvarez comparó
este esquema “con operar un trasatlántico en los canales del Delta” y señaló que el
consumo del petroleo en Argentina “todavía está 15 puntos por debajo del nivel pre-
pandemia”, por lo que compartió “una perspectiva moderamente optimista”.
“Veamos lo que sucede en Vaca Muerta, donde hay 15 equipos de performación en
operación cuando un nivel bueno es de 75 equipos. Vaca Muerta sigue siendo una

fenomenal realidad para el país en momentos cuando Argentina se debate por el dólar: su capacidad para generar divisas, tan necesarias para el desarrollo, sigue estando ahí”,

manifestó. Y recordó la exitosa experiencia en el desarrollo del gas no convencional
protagonizada años atrás por Tecpetrol en el yacimiento Fortín de Piedra, que requirió la participación de 1.000 pymes y empresas de todo el país.

Sin Foto

Presentes

Martínez Álvarez destacó que “aún en el año más difícil para Tenaris, pudimos llevar
adelante el plan de apoyo a nuestras comunidades más importante de Argentina”.

Los aportes incluyeron el fortalecimiento de infraestructura hospitalaria y adquisición de respiradores mecánicos para terapias intensivas, representando el principal plan privado de asistencia sanitaria a nivel nacional. Durante el encuentro virtual, el presidente de Tenaris para Cono Sur invitó a Cecilia Acciardi (secretaria de Salud de Campana), Lucas Niklison (presidente Hospital Universitario Austral) y a Luis Damiani
(TenarisSiderca) a compartir los proyectos en los que trabajaron codo a codo con la
compañía: el fortalecimiento del Hospital Municipal San José de Campana, el montaje
del Hospital Solidario COVID en Pilar y la fabricación de 80 mil protectores faciales en la planta Campana.

“La pandemia nos desafió y, sin descuidar nuestro tradicional foco en educación,
tuvimos que aprender sobre temas hospitarios, cuestiones técnicas de respiradores y
cómo diseñar lay outs de terapias intensivas, en un trabajo mancomunado que movilizó a todo nuestro equipo”, expresó Martínez Álvarez.

También compartieron su testimonio Gonzalo Mouriño, mejor promedio de la primera camada de egresados de la Escuela Técnica Roberto Rocca, y María Fernández, una
de los ahora graduados técnicos que participaron del montaje de las Paradas
Inteligentes del programa GEN Técnico 2019. Dos hitos que demuestran el compromiso
a largo plazo de Tenaris con el crecimiento de su comunidad.

“Debemos hacer de esta crisis una oportunidad para mejorar”
El encuentro virtual con la comunidad cerró con una charla entre Javier Martínez Álvarez y el reconocido periodista Luis Novaresio, que giró alrededor de la actualidad Argentina y los efectos de la nueva normalidad

“Este virus ha sido inédito no solo por la cantidad de personas que se han infectado,
sino también por el modo en que expresa su amenaza: la distancia. Y eso ha provocad
una serie de cambios en nuestra vida personal y laboral que, creo, algunos llegaron para quedarse”, sostuvo Novaresio.
Y continuó: “Una de esas nuevas realidades es el teletrabajo, que permite mantenerse
seguro desde casa y flexibilidades de horario. Pero hay momentos en donde la
presencialidad no puede ser reemplazada, porque de los contrario se pierden esos
vínculo de pertenencia que se generan en la empresa y entre compañeros”.

En ese sentido, el periodista -que brindó una charla abierta en Tenaris el año pasado-
destacó “el enorme esfuerzo que han hecho los empresarios para mantener los puestos
de trabajo y adaptarse a las tecnologías que permiten seguir con las actividades”,
subrayando la necesidad de contar con perspectiva a largo plazo.
“Fui invitado a la planta Campana y me fui enamorado de la fabricación de tubos sin
costura y el proyecto de la Escuela Técnica Roberto Rocca. Es un proyecto a largo
plazo, como lo es la asistencia a los centros de salud, y que puede inspirar al resto de
las empresas”, aseguró.

“La crisis puede ser una oportunidad para mejorar si tomamos nota de lo que veníamos haciendo mal y provocó que el virus nos agarre mal parados. Tenemos problemas gravísimos de exclusión social, que a su vez se traducen en más hechos de inseguridad.

En este marco, si no apostamos a la producción, al incentivo de la inversión privada
como camino hacia la reactivación, habremos desaprovechado el único aprendizaj
positivo que pudo habernos dejado la pandemia”, expresó Novaresio.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *