El plan de bacheo urbano de hormigón continuará por la calle Castelli

Así lo anticipó el intendente Abella tras constatar las obras de reparación que, en el marco de dicho plan que es posible tras una millonaria inversión del Municipio, se ejecutaron en la intersección de Cándido Cabrera y Sarmiento.

A fin de constatar cómo avanza el plan de bacheo urbano de hormigón, el intendente Sebastián Abella se acercó a la intersección de boulevard Sarmiento y Cándido Cabrera.

Allí, la Secretaría de Planeamiento, Obras e Ingeniería Urbana del Municipio trabaja en la reconstrucción del paño de hormigón que se encontraba muy deteriorada a tal punto, que se había formado un peligroso salto.

Esta obra, al igual que la del cruce de Sarmiento y Sívori y Sarmiento y Colón, son parte de una primera etapa del plan de bacheo de hormigón y se encaran a través de una inversión de $30 millones provenientes de los fondos municipales.

“La mayoría de los vecinos han transitado Sarmiento y han encontrado distintos cortes tanto en el boulevard como en calles transversales, que tienen que ver con la puesta en valor de esta avenida que es tan importante ya que es uno de los accesos más importantes a la ciudad”, sostuvo Abella.

Y sumó: “Uno de nuestros grandes objetivos es seguir poniendo en valor las calles de la ciudad con distintos programas del Municipio vinculados al asfalto en varios puntos de la ciudad y mantenimiento en la ciudad”.

Por otra parte, el Intendente recordó que en esta misma zona también se instalaron nuevas luminarias LED para contribuir con la seguridad del lugar y se conectaron a más de 30 hogares a la red cloacal.

“Es un orgullo muy grande poder seguir invirtiendo en obras de calidad que permiten elevar significativamente la calidad de vida de los campanenses”, manifestó Abella tras supervisar la obra de hormigón junto a la directora General de Ingeniería Urbana, Luciana Lombardi.

OBRA CALLE CASTELLI

En este mismo marco, el jefe comunal anunció que, en los próximos días, las obras de bacheo se trasladarán a la calle Castelli, comenzando por la intersección con Salmini, luego con Capilla del Señor y por último con Sívori.

Allí, las losas se encuentran en muy mal estado dado por debajo pasan los tubos madre de la empresa ABSA y, ante pérdidas de agua, la calzada debía romperse para reparar los problemas hidráulicos y luego eran “emparchados”.

Por ello, Abella tomó la acertada decisión de reconstruir, de forma inminente, los paños dañados a fin de contribuir con la seguridad vial y optimizar la transitabilidad de los vehículos por el lugar.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *