Escuela Nº 5: “Las UEGD definen las prioridades edilicias”

Pese a los pedidos del Consejo Escolar y el Municipio, el cuerpo conformado también por Inspector Jefe, Inspectores Areales, gremios docentes y de auxiliares, no fue tomada con importancia las filtraciones en el techo de la biblioteca.

A raíz de los inconvenientes que sufrió la Escuela N° 5 como consecuencia del mal clima, desde el Consejo Escolar aseguraron que “las UEGD definen las prioridades edilicias”.

En este sentido, la presidenta del Consejo Escolar, Nelda García aseguró que pese a los pedidos del Consejo Escolar y el Municipio, el cuerpo conformado también por Inspector Jefe, Inspectores Areales, gremios docentes y de auxiliares, no fue tomada con importancia las filtraciones en el techo de la biblioteca de la institución escolar.

“Desde hace un tiempo que estamos en conocimiento de esta problemática, incluso se designó a un proveedor para darle solución, pero en las reuniones, nunca fue establecido como prioridad y por ello, no se trabajó de forma integral para poder acondicionar el techo, tal como se hizo en la Escuela N° 9 donde se reconstruyó el tinglado”, mencionó.

Además, explicó que todos los temas de infraestructura importantes se tratan en mesas de trabajo de UGDE donde los integrantes votan y definen las obras a ejecutar y se establece la orden de prioridad para intervenir a través de los Fondos Educativos Municipal y Provincial.

No obstante, explicó que el Consejo Escolar se encarga de realizar trabajos menores porque los fondos que ingresan son insuficientes para poder atender a todas las necesidades de infraestructura de las instituciones educativas.

Ante esta problemática y por pedido de los consejeros escolares, Edén se hizo presente en la escuela para reparar el fusible aéreo, mientras que el electricista matriculado del Consejo Escolar trabajó en el interior para garantizar la seguridad de la comunidad educativa.

En este sentido, García acompañó los trabajos e indicó a las autoridades de la institución educativa que el SUM ni la biblioteca sean utilizados por docentes, alumnos ni auxiliares. 

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *