La Asociación Colombófila “La campanense” celebra su 98º aniversario

El 1º de septiembre de 1923 nació en la ciudad la asociación dedicada a criar, cultivar y adiestrar palomas para convertirlas en mensajeras capaces de volver a su palomar.

“Para un colombófilo nuestra actividad es mucho más que criar, cultivar y adiestrar palomas para convertirlas en mensajeras capaces de volver a su palomar. Es una pasión que impregna al ser de quienes la practicamos”, comentaron desde la Comisión Directiva en el marco de su 98º aniversario.

Además, recordaron la historia de esta noble disciplina en el país. Según detallaron, por el año 1886 se inicia la colombofilia con carácter deportivo en Argentina.

En ese entonces, dos jóvenes belgas: Emilio Duvivier y Pedro Van Der Zander llegaron al puerto de Buenos Aires y se dirigieron a la ciudad vecina de Zarate por razones laborales.

Ambos, consigo trajeron unos casales de palomas mensajeras. Uno de ellos recorría diversas zonas y soltaba las palomas, mientras que el otro esperaba el arribo en su pequeño palomar.

Más adelante llegaron a estas tierras otros compatriotas pletóricos con el mismo entusiasmo. Así, surge la primer Sociedad Colombófila Argentina “La Zarateña” en el año 1900.

Campana también tienes su historia, en aquellos años un grupo de pioneros decide formar un club para carreras de palomas. Fue así como el 1º de septiembre de 1923 se constituye la primera comisión directiva de la Asociación Colombófila La Campanense.

Es primera Comisión estuvo conformada por Pacífico Farabollini (Presidente), Carlos Crosio (Vicepresidente), Alejandro Raggi(Secretario), Hermenegildo Calvo (Prosecretario), Esteban Senini (Tesorero), Mauricio Lanfranchi (Protesorero), Idilio Sartor y Juan Sosa (Vocales), Armando Alicante y Jesús Calvo (Revisores de Cuentas) y Juan Modarelli (Comisario).

Aquellos apasionados por el deporte no contaban con un espacio propio. Por ello, fueron de manera nómade pasando por diversos lugares hasta que con mucho esfuerzo pudieron erigir su sede propia. De esta marea, lograron cumplir un gran sueño reuniendo a todos aquellos colombófilos de la ciudad.

Fue así como un 20 de marzo de 1952 comenzó a vislumbrar la Asociación en la calle Jean Jaures 662. Actualmente, consta de un edificio de dos plantas adaptado a las condiciones necesarias para sus asociados y palomas.

“Si bien hoy la entidad cuenta con un reducido número de asociados, en su mayoría vitalicios, somos agradecidos a la Municipalidad de Campana y a diversas instituciones que colaboran para que nuestra tan amada asociación siga en pie”, destacaron desde la Comisión Directiva.

Además, para completar, enfatizaron que “desde la Comisión hacemos propicia la oportunidad de saludar a todos los colombófilos de Campana, a sus familias y también un gran abrazo al cielo a todos aquellos que han partido, pero que han dejado en nuestra institución más que buenos recuerdos”.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *