Se regulará la tenencia y reproducción de animales potencialmente peligrosos

La medida se estableció luego que el HCD aprobara una ordenanza impulsada por la concejal de Juntos por el Cambio, Karina Sala, a fin de garantizar la seguridad de las personas, bienes y otros animales.

En la última sesión ordinaria, el HCD aprobó una ordenanza que establece la tenencia y reproducción de animales de compañía, especialmente perros, considerados potencialmente peligrosos.

La iniciativa fue impulsada por la concejal de Juntos por el Cambio, Karina Sala, y su aprobación se dio en medio de un quiebre del bloque PJ Frente de Todos ya que por un lado Collela intentó que el mismo regrese a comisión y por el otro, dos de sus compañeros de banca rechazaron esa propuesta y votaron a favor de la aprobación del proyecto.

Los perros considerados potencialmente peligrosos son aquellos que están incluidos en una tipología facial que por su naturaleza agresiva, tamaño o potencia, tengan la capacidad de causar lesiones graves o muertes.

El proyecto establece la creación de un registro de canes incluidos dentro de una topología racial que, por su naturaleza, pueda causar muerte o lesiones a las personas u otros animales.

La autoridad de aplicación de la presente ordenanza será la Dirección General de Calidad Ambiental, Bromatología y Zoonosis del Municipio, o quien en un futuro la reemplace.

Además, indica medidas de seguridad para la circulación y albergue; uso de seguro que cubra la indemnización de los daños que puedan provocar; prohibición de reproducción excepto que se inscriba en el registro de criadores regulado por la autoridad de aplicación.

La ordenanza también implica medidas higiénico-sanitarias y de circulación para todas las personas que circulan con un perro de dichas características por la vía pública o espacios comunes, entre otras especificaciones.

“Es muy importante la implementación de esta ordenanza ya que la proliferación de ataques y hechos violentos protagonizados por perros de razas consideradas peligrosas o de ataque y defensa, da cuenta de una situación crítica que se ha vuelto imprescindible solucionar”, argumentó Sala.

Asimismo, dijo que “no se busca estigmatizar a determinadas razas características, pero sí de poner todo el énfasis en la sanción de la normativa municipal, y en su posterior cumplimiento, al considerar que las condiciones socio-históricas que originaron su selección dirigida, han sido alteradas por el lógico transcurrir de los tiempos y los parámetros culturales correspondientes a las modernas aglomeraciones urbanas”.

“Este proyecto tiende a resolver la problemática resultante del creciente número de accidentes causados por ciertas razas caninas, las cuales han proliferado considerablemente con el auge de la inseguridad, ya que las familias las adoptan para la defensa”, sostuvo.

Por último, fundamentó que “es fundamental abordar esta problemática con el objetivo de unificar criterios definidos a la información, prevención y a la sanción independientemente de las responsabilidades civiles o penales que le puedan corresponder a los dueños de los animales”.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *