A pesar de la pandemia, el hospital y los CAPS atendieron más de 170 mil consultas durante 2020

El sistema de salud del Municipio sumó infraestructura y fortaleció su atención para afrontar la pandemia y garantizar el derecho a la salud de todos los vecinos.

A pesar de la pandemia, el hospital municipal San José y los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de la ciudad atendieron 179.068 consultas durante el 2020. 

Si bien hubo una baja respecto al balance realizado en 2019 como consecuencia de las restricciones y medidas para reducir las posibilidades de contagios de coronavirus, el sistema de salud de la ciudad creció en infraestructura y sumó servicios para garantizar el derecho a la salud de todos los campanenses. 

En este contexto, la Secretaría de Salud del Municipio informó que el nosocomio local recibió 115.003 consultas y los centros periféricos, 64.065. 

Las estadísticas también arrojaron que hubo 12.798 egresos y se realizaron 1.590 cirugías. Además, se llevaron adelante 664 partos. 

Respecto a la atención puntual brindada por COVID-19, se efectuaron un total de 5.641 hisopados y fueron internadas 1.133 personas. Mientras que en los centros extrahospitalarios para casos leves se recibió a 483 vecinos. 

NUEVO ESQUEMA DE ATENCIÓN 

La emergencia sanitaria por la pandemia también requirió por parte de la cartera de Salud realizar modificaciones en el esquema de atención en los CAPS para garantizar una mejor prestación. 

Conforme a ello, en abril se distinguieron centros de salud para la atención de pacientes enfermos y, en otros, para la atención a pacientes sanos, es decir que debían realizar consultas a especialistas y médicos clínicos. De igual manera, se establecieron dos sitios de atención exclusiva para embarazadas. 

INFRAESTRUCTURA 

El Municipio también hizo un gran esfuerzo junto a instituciones y empresas privadas de la zona para dotar al hospital San José de infraestructura adecuada que garantice la atención y hacerle frente al COVID-19. 

Entre ello, se destacan el incremento de 6 a 18 camas para pacientes críticos totalmente equipadas, 21 respiradores, 30 reguladores de oxígeno y aire comprimido, 36 bombas de infusión, 12 flujimetros y 12 monitores multiparamétricos. Estos números convirtieron a Campana en el municipio con mayor cantidad de camas de terapia intensiva de la zona.

Asimismo, se sumaron profesionales con vasta experiencia en distintas especialidades para fortalecer la atención y el diagnóstico además de otros equipamientos para dar respuesta al aumento de casos.  

Ellos fueron: tanque de oxígeno, scanner para la Sala de Rayos en la guardia COVID, servidor para el Servicio de Diagnóstico por Imágenes, mesa de anestesia, un carro de paro y cardiodesfibrilador para la terapia, una cabina de flujo laminar y mechero eléctrico para el área de Laboratorio, entre otros. 

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *