Tras el temporal, el Municipio sigue trabajando para normalizar la situación en la ciudad

Actualidad Política Sociedad

Desde las últimas horas del miércoles las cuadrillas de la Secretaría de Espacio Público y Defensa Civil trabajan ininterrumpidamente para despejar las zonas afectadas por la fuerte tormenta de lluvia y viento que provocó la caída de árboles, postes de luz, corte de cables de tensión y otras complicaciones. El intendente interino, Luis Gómez, destacó “la capacidad y la respuesta inmediata del personal municipal para atender las urgencias”.

Tras el temporal de lluvia y viento que provocó importantes daños en la ciudad, el Municipio sigue trabajando arduamente para dar respuesta a los vecinos que se vieron afectados y normalizar la situación en la vía pública.

En conferencia de prensa realizada este viernes, el intendente interino, Luis Gómez, se refirió a las actuaciones concretadas desde las últimas horas del miércoles destacando “la capacidad y la respuesta inmediata del Municipio para atender todas las urgencias”.

También valoró y destacó la labor y la coordinación de las cuadrillas de las Secretarías de Espacio Público y Seguridad y Prevención Ciudadana y Defensa Civil “que salieron a calle ante el primer llamado y aún siguen recorriendo, relevando daños y solucionando inconvenientes”.

En tal sentido, indicó que se realizaron más de 100 intervenciones por la caída de decenas de árboles como también postes de luz, corte de cables, antenas y carteles entre otros.

Por su parte, el secretario Espacio Público, Fabio Hernández, indicó que las primeras actuaciones estuvieron abocadas a responder urgencias vinculadas con la caída de árboles y derribo de cables de tensión cercanos a domicilios.

También detalló que la tormenta provocó corte de luz y, consecuencia de ello, falta de suministro de agua. No obstante –aclaró- “en la mayoría de los lugares estos inconvenientes ya están solucionados, excepto en el barrio Los Pioneros donde se averió un transformador y se está trabajando para su pronta restauración”.

Finalmente, Hernández señaló que se estima que los trabajos de remoción de árboles y ramas continúen por al menos una semana más. “En estos momentos hay cinco cuadrillas municipales y un camión almeja solo destinadas a retirar troncos y ramas tiradas por la tormenta”, concluyó.

A su turno, la subsecretaria de Prevención y Relaciones con la Comunidad, Romina Buzzini, explicó que el área que representa llevó adelante tareas de coordinación a través de la Mesa de Enlace recepcionando los llamados telefónicos y avisos de la app “Alerta Campana”, como también asistiendo mediante el trabajo conjunto entre el Centro de Monitoreo y Defensa Civil para detectar los puntos críticos.

Además, indicó que en plena tormenta también se vieron afectadas varias cámaras de seguridad que ya se encuentran nuevamente operativas gracias a la rápida intervención de las cuadrillas municipales.

“Al igual que lo hizo el intendente interino quiero agradecer al personal de todas las áreas que ayer pese a ser feriado se pusieron a disposición y eso permitió al Municipio estar presente en cada uno de los reclamos”, manifestó Buzzini.

No obstante, les pidió a los vecinos que todavía no pudieron asistir que tengan paciencia ya que los daños ocasionados en algunos sectores, como en la Escuela Agraria del Canal Irigoyen, fueron mayores. “Todavía quedan en espera algunos reclamos menores en cuanto a la problemática que ocasionan, aunque no menos importantes, que se van a ir resolviendo en las próximas horas”, explicó.

Y remarcó que la brigada de Defensa Civil también seguirá trabajando ininterrumpidamente hasta normalizar toda la situación en la vía pública.

Por último, el director General del cuerpo de brigadistas, Juan Carlos Ruiz, explicó que, ante la alerta de la llegada de un ciclón a la zona, el Municipio tres días antes comenzó a realizar recorridas preventivas por distintos sectores de la ciudad para retirar cualquier obstáculo de las alcantarillas y sectores que puedan impedir el buen escurrimiento del agua.

Asimismo, especificó que durante el pico de la tormenta hubo alrededor de 66 llamados de emergencia por árboles y postes caídos, dos incendios de transformadores, entre otras complicaciones en la vía pública, y se trabajó en distintos operativos montados tanto en el casco urbano como en los barrios. Afortunadamente, no hubo heridos ni evacuados.

De igual manera se está brindando ayuda al sector isleño donde la tormenta causó el corte de la ruta 12 por la caída de frondosos arbustos como también en la Escuela Agraria Nº 25 que sufrió daños en el vivero y sus alrededores.

“Vamos a seguir trabajando durante el fin de semana porque los destrozos que causó el temporal fueron muchos. Les pedimos a los vecinos que tengan paciencia porque el Municipio está trabajando arduamente en normalizar la situación en la ciudad”, concluyó Ruiz. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.