Tenaris celebra los 67 años de su primer tubo sin costura

En agosto de 1954 se laminaba el primer tubo sin costura de todo Sudamérica,
marcando el primer paso de una historia de crecimiento conjunto entre Tenaris y la comunidad de Campana.

Hoy se cumplen 67 años del primer tubo sin costura fabricado por Tenaris: fue en el laminador a paso de peregrino durante la legendaria noche del 24 de agosto de 1954. Unos días después, el 16 de septiembre, el Centro Industrial de Campana -por entonces conocido como Dálmine SAFTA- tendría su corte de cinta oficial.

“Muchos autores coincidimos en que la llegada de Tenaris a Campana fue como una segunda fundación que le devolvió ese destino de producción manufacturera, ya no para exportar carne sino tubos de acero sin costura”, contó Oscar Trujillo, historiador y la persona que más sabe del pasado campanense. “Agustín Rocca fue capaz de convencer a las autoridades nacionales de los beneficios de producirlos en Argentina -los había importado desde Italia para la construcción del gasoducto del Sur, esa obra de ingeniería prodigia que unió la Patagonia con Capital Federal para abastecer de gas a todo el conurbano-. Se buscaron distintas alternativas: Villa Constitución, Ramallo y, finalmente, Campana. Sabíamos que estábamos ante una oportunidad histórica”, agregó Trujillo.

Incluso desde sus inicios, el compromiso de Tenaris con sus comunidades fue concebido como indispensable y de la mano del desarrollo del proyecto industrial. “El ritmo de Campana estuvo por años muy vinculado a los ciclos de producción, y una parte importante de su progreso ligado a la responsabilidad social empresaria, con una fuerte presencia de la empresa en asuntos comunitarios que excedían las operaciones industriales. Es lo que tiene la industria: un efecto multiplicador del empleo enorme. Y es algo que los campanenses debemos seguir teniendo en cuenta, ahora sumando otras agendas como la sustentabilidad”, expresó Trujillo.

Toda gran historia tiene su mito fundacional, pero el de Tenaris en Campana lo gestaron personas de carne y hueso. Tras la inauguración del Centro Industrial, en 1958 la empresa (por entonces denominada Dálmine SAFTA) comenzó a cotizar en la Bolsa de Valores de Buenos Aires y en 1962 puso en marcha la acería Siderca, dejando atrás la dependencia de la compra de barras de acero para la laminación. Ambas sociedades se fusionarían 2 años más tarde. En 1976, arrancó la Reducción Directa (REDI) de mineral de hierro para convertir a Siderca en una planta totalmente integrada.

El día de hoy, Tenaris es la empresa fabricante líder de tubos y servicios relacionados para la industria de la energía mundial. La compañía tiene presencia en 18 países con plantas productivas, y una red de distribución mundial presente en más de 30 países, empleando un total de 19.000 personas en todo el mundo.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *