Estudiantes de la Escuela Técnica Roberto Rocca representan a la provincia de Buenos Aires en la Copa Robótica

La competencia comenzó a principios del mes de mayo y tiene un alcance nacional en el que participan equipos que representan a cada una de las provincias del país junto con CABA. La Copa Robótica finaliza en el mes de junio y quien obtenga el primer puesto representará a Argentina en el First Global Challenge.

Copa Robótica es una competencia de tecnología y robótica que reúne estudiantes de entre 15 y 18 años de todas las provincias argentinas y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Cada una de ellas es representada por un equipo que compite en una serie de desafíos que ponen a prueba habilidades vinculadas al pensamiento computacional y a la programación, como también innovación, creatividad, comunicación y trabajo en equipo. Organizada por la empresa de tecnología Educabot, esta edición llega con un formato virtual inédito en el que se utiliza un software único en el mundo para programar en tiempo real objetos a distancia. El ganador será el encargado de representar a nuestro país en la competencia internacional First Global Challenge.

Mauricio Garavani, Emanuel Albornoz, Delfina Mosqueira, Marcos Giovannelli y Nicolás Bassin son estudiantes de la especialidad electrónica en la Escuela Técnica Roberto Rocca y juntos formaron el equipo que representa a la provincia de Buenos Aires. Uno de los primeros desafíos que tuvieron que sortear fue el de elegir su nombre, es por eso que prefieren que se los identifique como Blastiones, un nombre en honor al ciervo de los pantanos, un animal autóctono que se encuentra en la región del delta de la ciudad de Campana.

“Durante el transcurso de estas 7 semanas, nos encontramos con dos tipos de desafíos: de social media y técnicos. Para los de social media, dependimos y contamos con el apoyo de personas cercanas para votarnos en vivo a través de CopaTeVe, el programa de la Copa que se transmite en vivo los viernes por la noche. Los técnicos, en cambio, dependían totalmente de nosotros, nos tuvimos que organizar como equipo y, también con otras provincias, para participar de desafíos en los que pudimos poner en práctica un montón de conocimientos y habilidades a la hora de competir. Los técnicos tuvieron que ver, sobre todo, con la pandemia de COVID-19.”, explicó Nicolás Bassin, uno de los integrantes de Blastiones.

“En el primero de los desafíos técnicos trabajamos en la construcción y programación de un sistema de desinfección. Tuvimos que superar obstáculos ya que, en algunos momentos, las cosas no funcionaban como lo habíamos pensado, pero siempre tuvimos muy buena actitud, fuimos positivos y nunca bajamos lo brazos. Dividimos por partes la construcción y luego la ensamblamos y programamos; ocurrieron muchos momentos de risas y gritos de festejo al ver que el dispositivo tomaba forma. Fue uno de los desafíos más divertidos y entretenidos.”, comenta Marcos Giovannelli entre risas al recordar esta anécdota, una de las tantas que está dejando en ellos la participación en Copa Robótica.

Claro que este desafío y competencia se encuentra en un marco educativo, teniendo como principal estandarte el aprendizaje de los estudiantes, permitiendo que puedan aplicar sus conocimientos y habilidades. Es por esto que Delfina Mosqueira, nos cuenta lo siguiente. “Como alumnos de electrónica y de una escuela técnica, desde primer año comenzamos a familiarizarnos con la programación y el pensamiento computacional, realizando proyectos en los que debemos usar nuestras capacidades de innovación, creatividad y organización. Por eso, en esta competencia tuvimos que aplicar bases de sistemas tecnológicos, programación y de física, que nos facilitaron la construcción de nuestra máquina de Goldberg para el primer desafío técnico.”

Y como lo mencionaba Nicolás, algunos de los desafíos técnicos fueron realizados en conjunto juntos con equipos de otras provincias. “La Copa Robótica nos permitió interactuar con integrantes de equipos de otras provincias a través de los diferentes desafíos con los que nos encontramos. Esto se vio más reflejado en los últimos en los que tuvimos que trabajar en alianzas, con el objetivo de fomentar el trabajo en equipo y el intercambio de ideas, llegando así a una estrategia que nos permitiera alcanzar el objetivo buscado.”, nos cuenta Emanuel Albornoz que participó activamente en uno de los últimos desafíos técnicos en los que tuvieron que programar de manera remota un robot que neutralizaba el virus SARS-CoV-2.

La competencia está llegando a su última semana y el próximo viernes se conocerá qué equipo provincial representará a Argentina en la competencia First Global Challenge, un espacio de competencia robótica a nivel mundial en el que participan más de 180 países.

Si bien los Blastiones llegan con chances de poder obtener este puesto, Mauricio Garavani, el último de los cinco integrantes, realiza una reflexión sobre lo más importante en este trayecto recorrido.

“En esta competencia adquirimos muchos conocimientos, repasamos contenidos dados durante nuestro ciclo lectivo, fortalecimos nuestro trabajo en equipo, reconociendo la importancia del mismo y perfeccionamos nuestras habilidades para trabajar contra reloj, adaptándonos a la virtualidad y las consecuencias que conlleva la misma. Nos llevamos una hermosa experiencia llena de anécdotas y buenos momentos que compartimos en equipo. Tenemos muchas ganas de volver a participar de manera presencial.”

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *