La concejal Schvartz impulsó un reconocimiento a los trabajadores de la salud

La iniciativa fue acompañada por todos los bloques del HCD. La misma implica la colocación de un cartel en las esquinas de Jacob y Alberti. Su objetivo es homenajear al personal sanitario que desde el inicio de la pandemia está trabajando con mucha dedicación, compromiso y esfuerzo.

De cara al Día Nacional de la Sanidad, que se celebra este lunes, la concejal de Juntos por el Cambio, Mariela Schvartz, impulsó un proyecto con el objetivo de reconocer la gran labor que viene realizando el personal de la salud desde el inicio de la pandemia.

La comunicación, que fue tratada sobre tablas y aprobada por unanimidad, establece la colocación un nomenclador en la intersección de las calles Alberti y Jacob donde se encuentran los ingresos al Hospital Municipal San José.

El mismo, tendrá la leyenda “Gracias trabajadores de la salud” a los efectos de homenajear y agradecer a todos  ellos que están trabajando en la primera línea.

Con un diseño adecuado a fin de facilitar su rápida visualización, los nomencladores serán ubicados en Alberti desde el 500 al 600 (a partir de su intersección con la calle Jacob hasta la calle Estada), y en Jacob desde el 350 al 300 (frente de la guardia del hospital).

Este importante proyecto de reconocimiento, también incluye la colocación de carteles y señalizaciones en el ingreso a la Unidad Hospitalaria San José.

Al respecto, Schvartz enfatizó que “esta pandemia dejó en claro que el sistema de salud es un servicio fundamental para la sociedad. Con esta iniciativa, buscamos agradecer al personal de salud por su compromiso, esfuerzo y dedicación diaria para cuidar a todas las personas en nuestra ciudad, la provincia y el país”.

“Además, no solo modificó nuestras emociones, nuestra economía y nuestra libertad, sino que también nos dio la posibilidad de reflexionar y concientizar sobre la idea de construcción ciudadana”, dijo.

Y agregó: “En Argentina, contamos con trabajadores de la salud que se convirtieron en héroes anónimos, que todos los días luchan con este bicho invisible, que mantiene en vilo al mundo entero. A diario se enfrentan a distintas situaciones muy duras, que deben sonreír constantemente, aun sabiendo que en la habitación de al lado hay un paciente en grave estado”.

“Trabajan con mucho profesionalismo por los pacientes que están luchando por recuperarse, sin que ellos noten la tristeza o el cansancio que tienen de tantas horas de trabajo. Tienen una fortaleza única porque a pesar del miedo que tienen, lo ocultan y se convierten en más valientes para los vecinos”, sostuvo Schvartz.

Al finalizar, mencionó que “es muy importante que todos reconozcamos el trabajo de todos los trabajadores de la salud que dejan todo de sí para poder combatir este virus y cuidan permanentemente a cada uno de los vecinos”.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *