El club Villa Dalmine celebra su 62° aniversario

“el glorioso Dalmine” se fundó el 20 de Noviembre de 1957 y en su historia tiene victorias, derrotas, ascensos, descensos y nuevos ascensos que lo ubica hoy en la segunda categoría del fútbol argentino. Pero por sobre tiene historias, la de aquellos que vivieron los cambios, desde ser un club social para la práctica deportiva y el esparcimiento del personal de la planta “Dalmine SAFTA”, pasando por recordados partidos como la victoria contra Racing, o en su gloriosa época donde se lo denominaba  “El Holanda de la C”, hasta el cambio de nombre allá por  90′, para hoy ser el “Violeta” que representa a la ciudad a nivel nacional.

Su historia

En 1963 obtuvo el campeonato de la división C, y con ello el pasaporte a la Primera B, habiéndole ganado a All Boys de Buenos Aires, luego de haber igualado en el primer puesto de la tabla. Tras un descenso, en la década del ’70 volvió a obtener el campeonato de la C e incursionó nuevamente en la B con un equipo al que los aficionados bautizaron “El Holanda de la C”.

Luego de un comienzo irregular en la década de 1980, con un descenso a Primera C, en 1984 logró un nuevo ascenso a Primera B, el cual coincidió con el descenso de Racing Club de Avellaneda, al cual venció por 3-1. Los 3 del Viola los metió Guerrero, mientras que para el visitante el gol lo hizo el “Tanque” Fernández de penal.

Pocos años después ascendió al Campeonato Nacional de Ascenso, en el que se mantuvo por algunos años. En esa época se creó la llamada Escuela de Fútbol, con el fin de promover dicho deporte a los chicos campanenses y, así, poder nutrir de jugadores hechos en el club a los planteles superiores. En 1985, una asamblea decidió separar las actividades futbolísticas de las sociales, pasando Villa Dálmine a ser una entidad dedicada exclusivamente al fútbol, creándose el Club Siderca (actualmente ciudad de Campana), que quedó a cargo de la actividad social y recreativa. Por esa época apareció José Horacio Basualdo, un jugador de gran categoría, que luego incursionaría en el fútbol europeo, y a su regreso al país obtuvo, primero en Vélez Sarsfield y luego en Boca Juniors, títulos nacionales e internacionales, llegando a ser titular en el seleccionado argentino, sub-campeón mundial en Italia 90.

La última década del siglo XX, tal vez sea la etapa menos brillante de la historia del club, sin grandes triunfos deportivos. El club cambió su nombre por el de Atlético Campana, decisión que no compartieron la mayoría de los aficionados, tanto que en julio de 2000 el club recuperó su antiguo nombre. Separado desde hacía años de la tutela de la empresa, el club inició los 2000 con una nueva comisión directiva, integrada por personas ajenas a la fábrica. En 2002, después de varios años, Dálmine volvió a ser protagonista en la Primera C, obteniendo el título de campeón del Torneo Apertura e integrando su plantel jugadores de renombre como Pedro Troglio, Roberto Monserrat, Raúl Cardozo, Mario Pobersnik y José Basualdo, que fueron denominados “los Cinco Magníficos”. Sobre principios de 2003 el “Nene” Basualdo hizo su debut como técnico en el club violeta.

En 2012, tras vencer a Talleres de Remedios de Escalada en Campana, Villa Dálmine se consagró campeón de Primera C y regresó a la Primera B Metropolitana luego de haber participado en la C desde 1997. En la temporada 2012-13, con un desempeño muy irregular, consiguió mantener la categoría superando por apenas un punto la zona de descenso a la C. En su segunda temporada consecutiva en Primera B, el Viola clasificó a los playoffs por el tercer ascenso al Nacional B alcanzando el 4º puesto de la zona 1. Posteriormente fue eliminando siempre como visitante a Barracas Central y Estudiantes de Caseros (ambos por penales) y en la final jugando un partido inolvidable en Ezeiza, venciendo a Tristán Suárez de visita por 2-0 con goles de Rossi y Cérica luego de haber caído por 0-1 como local en Campana, y así logró otro ascenso a la Primera B Nacional, a la que vuelve después de 21 años.

Ascenso al Nacional (lamil 35)

Entre 2015 y 2016 el equipo no sólo se asentó bien en la segunda división nacional si no que, en el torneo de la “B” Nacional 2015 terminó ubicado en la sexta posición, a tres puntos de la clasificación al torneo reducido por el segundo ascenso a Primera División. En el siguiente torneo el club no sólo mejoró su récord finalizando en la quinta posición, sino que tuvo el ataque más goleador del campeonato de segunda división.

Hoy lo encuentra en un buen momento en la segunda categoría del fútbol argentino denominada “Primera Nacional” con un club abierto a la comunidad con contacto permanente con los hinchas entre otros medios por redes sociales, con visita constante de jóvenes de clubes o instituciones educativas, además de la ampliación de sectores como el área de prensa y el proyecto de ampliación del estadio además de la adquisición definitiva del predio para el club.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *